Responsabilidad subsidiaria del administrador de una sociedad, por el incumplimiento de obligaciones tributarias

9 de agosto de 2017

 

 

El régimen legal colombiano (artículo 22 de la Ley 222 de 1995), dispone que quienes cumplen con las función de administradores de una sociedad son: el representante legal, el liquidador, los miembros de la Juntas Directivas o Consejos Directivos y quienes de acuerdo con los estatutos ejerzan dichas funciones, y que a su vez deben actuar de buena fe y lealtad cumpliendo el interés de la sociedad y sus asociados.

Esta función de representación y administración, se extiende al régimen tributario, donde las sociedades que representan están sujetas al cumplimiento de obligaciones tributarias como: la declaración y pago de impuestos, la presentación de información, la inscripción y actualización de su RUT, etc,

Estos representantes, deberán velar por el cumplimiento de los deberes formales de las personas jurídicas y sociedades de hecho, que representa, incluidos los liquidadores de las sociedades en proceso de liquidación, así las cosas, señala el Estatuto Tributario la figura de responsabilidad subsidiaria, la cual existe por el incumplimiento de los deberes formales de terceros, es decir, el representante legal o liquidador es solidariamente responsable de las deudas generadas por el incumplimiento de la sociedad representada.

Por lo anterior, el Consejo de Estado se pronunció en julio de 2017 sobre el ejercicio y responsabilidad de este cargo además de sus consecuencias en materia tributaria.

 

Lo anterior, se dio en una controversia donde la Administración Tributaria -DIAN- impuso una sanción a la liquidadora de una sociedad, por no enviar información tributaria de la sociedad en liquidación basándose en la responsabilidad solidaria de los liquidadores por las deudas determinadas por la Administración.

 

Como consecuencia de lo anterior, el Consejo de Estado realizó las siguientes precisiones:

  • La sanción impuesta por la DIAN procede cuando el liquidador desconozca la prelación de créditos fiscales, situación que nunca ocurrió.
  • En procesos de liquidación, la DIAN puede hacer valer las deudas fiscales a cargo de la sociedad hasta la terminación del mismo, hecho que omitió la DIAN, toda vez que no incluyó el monto de la sanción por no informar y tampoco notificó sobre el mandamiento de pago proferido en el trámite de liquidación de la sociedad. (Artículo 846 del Estatuto Tributario).
  • La responsabilidad en estos eventos es subsidiaria, por lo tanto, la Administración Tributaria en primer término debe exigir el pago de la obligación al directo responsable (en este caso a la sociedad, presentando el monto de la sanción en el proceso de liquidación) y en caso tal que el cobro sea fallido, se podrá adelantar el mismo en contra del deudor subsidiario. 

 

En el caso en concreto, se declaró que el cobro coactivo contra el deudor solidario, solo apera ante el incumplimiento del deudor principal (excepción de falta de calidad de deudor subsidiario), porque la DIAN nunca acreditó como fallido el cobro de la sanción a la sociedad, lo que generó una vulneración al derecho de defensa y al debido proceso de la liquidadora.

 

Sentencia del Consejo de Estado Sección cuarta No. 21575 del 19 de Julio de 2017. M.P. Milton Chaves García.