Derechos y deberes que debe conocer como consumidor financiero

1 de junio de 2017.

Sí el consumidor financiero conoce sus derechos y deberes, no estará obligado con la entidad a cumplir una serie de prácticas injustas, y en caso de que esta insista en aplicarlas, podrá presentar su reclamación con fundamentos.

Las autoridades han aumentado las medidas para proteger a los consumidores financieros, pues en muchas ocasiones el desconocimiento de sus derechos y obligaciones da pie para confusiones sobre las características de los productos y servicios que toman.

Como parte de esto, la Superintendencia Financiera definió una serie de prácticas que eran motivo recurrente de quejas de los usuarios del sector, y pidió que las entidades las eliminen, aunque son 54, se pueden resumir en temas centrales:

1- Las cláusulas que incluidas en los contratos para suscribir algún producto o servicio financiero, pues las relaciones contractuales entre los consumidores financieros y las entidades vigiladas se deben fundamentar en la equidad, transparencia y claridad en la información. 

Por eso la Superintendencia revisó los contratos e identificó prácticas que no deben tener efecto para los consumidores, al ser consideradas ‘abusivas’.

2- Uno de ellos tiene que ver con los pagos anticipados de créditos. La Superintendencia detectó que había entidades que estaban imponiendo limitaciones, por ejemplo no permitían que los usuarios definieran el destino del pago, o imponían la que más les conviniera (abono a capital para disminuir plazo, o para disminuir el valor de la cuota).

En ese sentido, es obligatorio que sea el usuario quien defina cuál es el propósito de hacer el pago de manera anticipada.

3- No complicar la cancelación de los productos o servicios financieros.
Esto, si se tiene en cuenta que, para ofrecer y entregar un producto, como una tarjeta de crédito, simplemente basta una llamada telefónica de la entidad. Pero, cuando el usuario quiera cancelarla no es posible que se exija su presencia en las oficinas de la entidad para radicar documentos.

4- Cuando las entidades les desembolsaban un crédito que habían solicitado, automáticamente les descontaban una cuota, en otras palabras, recibían menos dinero incluso cuando ni siquiera se había cumplido el plazo para el pago de la primera cuota.

5-  Cobro de las obligaciones cuando ni siquiera habían recibido el desembolso del crédito, sino solamente la aprobación.

6- A los usuarios se les cobraba el primer paz y salvo por cancelación total de una obligación, como si se tratara de un certificado o cualquier documento que sí tiene un costo.

7- Las entidades no quedan eximidas de asumir la responsabilidad sobre consignaciones o transferencias que teniendo la posibilidad de verificar previamente con el depositante sobre la correcta titularidad del producto, recibe o ejecuta.

8- Las empresas aseguradoras, deben devolver la prima no devengada cuando se ha terminado un seguro antes del vencimiento de la póliza, y no podrán exigir documentos irrelevantes cuando el asegurado haga un proceso de reclamación.


9- Para cualquier tipo de producto, cuando haya renovaciones automáticas debe haber aceptación previa del cliente.

“Si cualquier consumidor identifica o detecta que una entidad incluye en los contratos cláusulas o prácticas de las definidas en la norma, no está obligado a cumplirla y en caso de que la entidad insista en aplicarla, podrá presentar su reclamación ante la Superintendencia Financiera de Colombia para impedir que se siga ejecutando”, explicó la Superintendencia en su momento.

Tomado y adaptado de www.portafolio.com.co el 1 de junio de 2017.