Derogados beneficios de la ley 1429 de 2010

El num. 5 del art. 376 de la Ley 1819 de 2016, derogó de manera expresa el beneficio de progresividad otorgado por el art. 4° de la Ley 1429 de 2010 a las pequeñas empresas allí referidas, en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios, como también el beneficio de no estar sujetos a la retención en la fuente, ni a la renta presuntiva.

Por lo tanto, las pequeñas empresas que se acogieron a los beneficios de progresividad, serán objeto de retención en la fuente desde el 1° de enero de 2017 y de la autorretención contemplada en el Decreto 2201 de 2016. Igualmente se sujetarán a la renta presuntiva a partir del año gravable 2017.

Fuente: Concepto DIAN No 900479 del 1 de marzo de 2017